Política de compras éticas

En nuestra política de compras éticas, nos comprometemos a:

  • esperar un comportamiento responsable, además de la calidad y el valor.
  • trabajar con los proveedores para realizar mejoras cuando sus prácticas no están a la altura de nuestras expectativas.
  • descartar aquellos contratos donde no cabe la posibilidad de mejora.
  • respetar la confidencialidad de la información sobre los proveedores y realizar procesos de selección justos y ecuánimes.
  • realizar pagos según nuestros compromisos contractuales.

Con arreglo a los criterios éticos, sociales y ambientales, evaluamos a nuestros proveedores, entre otras cosas, en:

  • el cumplimiento de la legislación actual y normas aplicables.
  • el uso de energía y otros recursos naturales.
  • el respeto por la confidencialidad.
  • si su actitud es cívica y responsable.
  • si tienen principios de actuación que definan sus compromisos y prioridades
  • si tienen política medioambiental.

Estas evaluaciones son revisadas conjuntamente con nuestros proveedores y si es necesario se elabora un plan de mejora.